El vicario del Opus Dei en Andalucía Oriental, Antonio Luque ha clausurado el V Simposio San Josemaría y los jóvenes para hacer cosas grandes que comenzó ayer con la conferencia del psiquiatra Enrique Rojas, y que ha reunido en Jaén a unas setecientas personas de diez países. Antonio Luque ha dicho que cuando alguien es joven quiere algo más de lo que el mundo le ofrece, pero sin renuncias no se avanza. “Hay que decidirse a ser protagonistas de nuestras vidas”.

JOVENESEl cardenal, Julián Herranz, que ha pronunciado antes de la clausura, la conferencia “Dios Audacia: un santo siempre joven”, ha contado, entre otros aspectos de San Josemaría, su primer encuentro con el santo.

También por la tarde, se ha emitido el documental “San Josemaría y los jóvenes: para hacer cosas grandes” realizado ex profeso para el simposio.

La mesa redonda en la que la pintora Marieta Quesada, el profesor de la Universidad Rey Juan Carlos, Diego Poole y el actor Santi Rodríguez contaban sus testimonios ha arrancado las risas de todos los presentes.

Marieta Quesada ha contado como se desarrolla su vida como pintora con las luchas para llegar a fin de mes y como a pesar de las circunstancias siempre se solucionan los problemas. “No sé cómo salgo adelante” ha dicho, pero “éste es un riesgo apasionante”. “Mi vida no es hacer cosas buenas sino intentar hacer lo que Dios me pide”.

A continuación, el profesor Diego Poole ha contado su experiencia haciendo reír al Papa Juan Pablo II actuando como payaso durante años en los encuentros de la Juventud desde 1987. En este sentido ha destacado la frase de San Josemaría “Un santo triste es un triste santo”, y ha señalado a una pregunta de los asistentes que los jóvenes tienen que reírse, como todos, de sí mismos.

Categories: